7 hábitos que entristecen

Por: Jorge Espinosa Canal.

Te despiertas, abres los ojos y ¿qué haces? Seguramente eres de esos que se queda unos minutos ahí en tu cama pensando la desgracias de tenerte que despertar… o puedes ser de esos que se levanta agradeciendo y lo primero que hace es tomarse un vaso con agua.

Si te das cuenta la mayoría de los días haces lo mismo apenas te levantas! Eso se llama rutina. La rutina es una serie de acciones que haces en “piloto automático” en tu día a día. Bueno pues esas acciones, son los hábitos que has creado.

Lo que no te has puesto a pensar es si esos hábitos te están aportando algo positivo o algo negativo en tu vida. Así como en la vida hay hábitos positivos que te ayudan a vivir saludable y feliz, también hay hábitos negativos que te ayudan a enfermarte y vivir triste.

7-habitos-560x300

Por eso hoy voy a compartir contigo 7 de los hábitos más comunes que entristecen.

  1. Ofenderse con lo que las personas dicen. Siempre hay alguien que por aburrición, envidia o inseguridad va a tratar de no aceptar que haces las cosas bien y que sin importarla situación siempre va a tener un comentario hiriente. Bueno, como eso es de todos los días debes entender algo. Tú decides si esos comentarios te los tomas personales y dejas que te afecten, así de fácil. Entonces, la próxima vez que alguien intente afectarte con un mal comentario, piensa que lo único que está pasando es que su mecanismo de defensa contra tu grandeza se activó. El miedo que tiene es aceptar que tú puedes ser mejor que él.
  2. Trabajar, Trabajar y Tra-Bajar. ¿Cuándo fue la última vez que saliste a comer en familia o con tus amigos? ¿Cuándo fue la última vez que te tomaste 15 minutos para meditar o simplemente pensar en ti? Hace rato ¿verdad? El mundo cada vez se mueve más rápido la inmediatez de la tecnología te ha hecho ser más y más productivo. Es más ya casi pareces una máquina… WOW una máquina! Hoy quiero que pienses si vale la pena poder lo más bonito que tenemos los humanos… nuestra ¡humanidad! Porque estoy seguro que no vale la pena dormir 4 horas y trabajar 20 más si no tienes la oportunidad de disfrutar los resultados de tu trabajo y tu vida.
  3. La búsqueda incansable de gasolina. ¿Te has dado cuenta que durante el día tienes momentos en los que te sientes absolutamente dormido y agotado y que el cuerpo empieza a pedirte una “siesta”? Me imagino que como la mayoría tu ignoras éstos síntomas de cansancio y piensas “uy me estoy quedando dormido, mejor me tomo un café, una bebida energizante o me como un dulce” Bueno, si el cuerpo te está diciendo que está cansado… es porque está cansado así que empieza a reevaluar tus fuentes de energía! Necesitas, dormir bien, comer bien y tener momentos de descanso después de largos periodos de concentración.
  4. Estar en la zona de confort. Quedarse estancado en la vida. ¿Te parece que ahí vas a ser feliz? Si quieres salir adelante y ser feliz tienes que tener aspiraciones, metas que te hagan progresar y demostrarte a ti mismo que puedes ser cada día mejor. Entonces, si pasas tus días y te das cuenta que no hiciste mucho, que ayer no fue diferente y que mañana no va a ser diferente, llegó el momento de hacer un alto en el camino y reevaluar lo que quieres en la vida.
  5. Sea serio y madure. No sé de donde viene la idea de creer que parte de crecer o madurar es volverse serio…! La verdad es que la seriedad extrema entristece. Obvio, cómo vas a pasarla bien si lo único que haces es pensar todo el día cómo te debes comportar, qué debes decir, si no te puedes reír un rato y ni se diga de pasarla bien en lo que haces! Todos los extremos son malos y ser serio en extremo amarga la vida. No se to olvide nunca que tienes que disfrutar lo que haces en tu sí a día y ser un poco más espontaneo.
  6. Compararse con otros. Cuando te comparas y te comparas y te comparas… es un hecho empiezas a querer vivir la vida de los demás en vez de la tuya. Éste es el camino más rápido para llenarte de celos y de envidia… entonces Empieza a preocuparte otra vez por tú vida. Si te gustó algo que otra persona tiene pues úsalo como inspiración para alcanzarlo. Es decir que se vuelva tu nueva meta. Pero si te vas a comparar solo para quejarte de lo desafortunado que eres… estás un paso más cerca a la tristeza.
  7. Soñar despierto en exceso. Tienes tres momentos para vivir. El pasado, el presente y el futuro. Evidentemente el pasado ya pasó y no te puedes quedar ahí estancado. Pero si te das cuenta vivir en únicamente en el futuro soñando despierto puede ser igual o más doloroso. ¿De qué te sirve pasar tu día pensando en todo lo que quieres lograr, en los siguientes que debes hacer en cómo van a ser las cosas? Si siempre estás queriendo vivir lo siguiente, ¿cuándo piensas disfrutar lo que hay, lo que tienes, lo que está pasando en el presente? Tómate un momento para vivir lo que estás viviendo y disfrutar lo que tienes alrededor.

Espero que esto te sirve para reevaluar un poco tu vida, que de verdad pares un segundo y pienses en ti y en lo que estás haciendo! No pretendas que las cosas cambien si no haces nada para cambiarlas.

Debes loguearte para poder agregar comentarios ingresa ahora