20 datos para reflexionar sobre cómo se intenta acabar con el hambre y la malnutrición en el mundo

Avances y retrocesos en el camino hacia el Hambre Cero.


Imagen tomada de www.fao.org

Imagen tomada de www.fao.org


Con la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el mundo se ha empeñado firmemente en el objetivo del Hambre Cero.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presenta veinte datos que invitan a reflexionar sobre nuestros sistemas alimentarios, la agricultura y el desarrollo rural, y la necesidad de inversiones orientadas a los pobres y la gestión sostenible de los recursos naturales.

Los datos revelan la complejidad de nuestros sistemas alimentarios y las causas subyacentes del hambre, y sugieren algunas áreas donde es necesario actuar.

  1. El 75% de las personas pobres y con inseguridad alimentaria en el mundo dependen de la agricultura y los recursos naturales para su subsistencia.
  2. Las explotaciones agrícolas familiares producen alrededor del 80% de los alimentos del mundo. Apoyar a los campesinos familiares resulta fundamental para la seguridad alimentaria mundial.
  3. El número de personas que padecen hambre en el mundo es hoy de algo menos de 800 millones, cerca de 1 persona de cada 9.
  4. En las regiones en desarrollo, la prevalencia de la subalimentación se ha reducido al 12,9 por ciento de la población, frente al 23,3 por ciento de hace 25 años.
  5. Una mayoría de países -73 de 129- alcanzó la meta del hambre de los ODM de reducir a la mitad en 2015 el porcentaje de su población con hambre crónica.
  6. De esos 73 países, 29 lograron también el objetivo más ambicioso de reducir a la mitad el número total de personas que padecen hambre, establecido por la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996.
  7. Otros 12 países han mantenido tasas de hambre por debajo del 5% del total de su población, al menos desde 1990.
  8. En las regiones en desarrollo, la prevalencia de la subalimentación se ha reducido al 12,9 por ciento de la población, frente al 23,3 por ciento de hace 25 años.
  9. Estas tendencias significan que a partir de 1990, se ha liberado del hambre a cerca de 216 millones de personas.
  10. La FAO prevé que la producción mundial de alimentos debe aumentar en un 60% en 2030 para seguir el ritmo del crecimiento de la población mundial.
  11. Erradicar totalmente el hambre del mundo para 2030 requerirá una media de 267 000 millones de dólares EEUU adicionales por año en inversiones en zonas rurales y urbanas y en protección social.
  12. Cada año se pierden o desperdician 1 300 millones de toneladas de alimentos. En algunos países se desperdicia hasta un 35% de los alimentos disponibles.
  13. La producción neta de alimentos en África subsahariana es de alrededor de 230 millones de toneladas por año.
  14. Los costos globales del desperdicio de alimentos se estiman en alrededor de 2,6 billones de dólares EEUU al año, incluyendo 700 0000 millones de costes ambientales y 900 000 millones de costes sociales.
  15. Estudios de #UNFAO muestran que el 33% de los recursos mundiales de suelos están clasificados como degradados.
  16. El uso eficiente del agua, un menor uso de plaguicidas, y unos suelos más sanos pueden incrementar los rendimientos de los agricultores un 79% de media.
  17. Los sumideros de carbono en la agricultura, la silvicultura y otros usos del suelo capturan 2 000 millones de toneladas de CO2 equivalente.
  18. De los 10 000 millones de toneladas de CO2 equivalente en gases de efecto invernadero emitidos por la agricultura cada año, el 40% se deben a la fermentación entérica del ganado.
  19. En los países en desarrollo, una cuarta parte de los efectos negativos originados por los desastres relacionados con el clima afectan al sector agrícola.
  20. En el caso de la sequía, más del 80 por ciento de los daños y pérdidas afectan a la agricultura, especialmente a la ganadería y los cultivos.

Posts relacionados:

¿Qué causa el hambre?

¿Qué es el Hambre?

Hambre cero – ODS #2

Erradicar el hambre y la pobreza extrema en América Latina y el Caribe requiere reducir la desigualdad

La FAO insta a abordar de forma simultánea el hambre y el cambio climático


 

SOURCE: FAO

Debes loguearte para poder agregar comentarios ingresa ahora