Papa Francisco pide un mayor compromiso en la lucha por el Hambre Cero

En la primera visita papal al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA), el Papa Francisco dio su apoyo total al objetivo de eliminar el hambre, Hambre Cero, y rindió homenaje a los empleados de la organización, incluido aquellos que perdieron sus vidas trabajando.

“No se dejen vencer por el cansancio, que es mucho, ni permitan que las dificultades los retraigan”, dijo el Papa a la Junta Ejecutiva que dirige PMA y a los trabajadores de la sede de PMA en Roma.

Hambre cero:

“Para hacer realidad esta urgente prioridad de Hambre Cero, les aseguro todo nuestro apoyo y respaldo”. A la llegada, se detuvo ante unas placas de latón con los nombres de aquellos trabajadores que han muerto en acto de servicio.

“He rezado ante el ‛Muro de la Memoria”, contó. “Testigo del sacrificio que realizaron los miembros de este organismo, entregando su vida para que, incluso en medio de complejas vicisitudes, otros no pasaran hambre. La mejor manera de recordarles es seguir luchando, con el mismo vigor y por el tan ansiado objetivo de Hambre Cero“.

“El PMA es un valioso ejemplo de cómo se puede trabajar en todo el mundo para erradicar el hambre a través de una mejor asignación de los recursos humanos y materiales, fortaleciendo la comunidad local”, expresó el Papa.

El Papa realizó un llamamiento a los estados miembros de la ONU para que aumenten decisivamente su compromiso de cooperar con el PMA, para que este “no solamente pueda responder a las emergencias, sino que pueda realizar proyectos sólidamente consistentes y promover programas de desarrollo a largo plazo, según las peticiones de cada uno de los gobiernos y de acuerdo a las necesidades de sus pueblos”, observó.


Hambre cero Papa Francisco

Roma, Italia, WFP-HQ, 13 Junio, 2016. Foto: WFP/Giulio d’Adamo


Conflictos:

A su vez habló del impacto de los conflictos, donde se impide que los suministros alimentarios se distribuyan en zonas de guerra, violando el derecho internacional. “En algunos casos el hambre misma se utiliza como arma de guerra”, dijo.

Desperdicio de alimentos:

Y destacó el asunto del desperdicio de alimentos. “El alimento que se desecha es, de alguna manera, como si se robara de la mesa del pobre, de quien tiene hambre”.

El Sumo Pontífice señaló que la “excesiva información” hace que las personas se vuelvan insensibles a la pobreza extrema. “Es decir, poco a poco, nos volvemos inmunes a las tragedias ajenas y las evaluamos como algo “natural”, remarcó. “Son tantas las imágenes que nos invaden que vemos el dolor, pero no lo tocamos; sentimos el llanto, pero no lo consolamos; vemos la sed pero no la saciamos”.

“Cuando faltan los rostros y las historias, las vidas comienzan a convertirse en estadísticas, y así paulatinamente corremos el riesgo de burocratizar el dolor ajeno. Las burocracias se ocupan de los expedientes; la compasión de las personas”, añadió.

La visita del Papa proporciona un poderoso y oportuno foco de atención para la urgente necesidad de acabar con el hambre, que afecta a 1 de cada 9 personas en el planeta. Llega en el primer año de trabajo hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el centro del trabajo de PMA está el deseo de alcanzar el Objetivo 2, Hambre Cero, para el año 2030.

La Directora Ejecutiva de PMA, Ertharin Cousin, describió al Papa Francisco como “nuestro héroe del Hambre Cero” y señaló que su llamamiento para eliminar el hambre y la malnutrición reflejaba directamente la misión del PMA de empoderar a las personas más vulnerables.

“La verdad es que el mundo posee, como usted acaba de decir, los alimentos, el conocimiento, la capacidad y las herramientas no solo para enfrentarse a los retos de la inseguridad alimentaria y la malnutrición, sino también para acabar con el hambre”, declaró. “Lo que necesitamos, lo que nos falta, es la suficiente voluntad pública mundial de aceptar la terrible urgencia existente hoy en día de abordar este gran fracaso de nuestra humanidad común”.

El Papa se dirigió a los empleados de PMA por medio de un discurso retrasmitido en directo a través de internet para las oficinas de país y sobre el terreno de todo el mundo. Cerca de 1,000 empleados estaban presentes en el discurso al aire libre en Roma, y más de 14,000 trabajadores en todo el mundo pudieron verlo en línea.

El Papa terminó su visita de dos horas pidiendo a los trabajadores que rezaran por él: “Gracias y por favor, recen por mí para que yo también pueda hacer algo contra el hambre en el mundo”, dijo.

A su vez conoció a tres trabajadores del PMA – Jok Kuol de Sudán del Sur, Alessandra Piccolo de Italia y Sara Adam de Somalia. Kuol recibió comidas escolares del PMA cuando era niño, y después recibió alimentos del PMA en el campo de refugiados de Dadaab en Kenia, donde huyeron él y su familia después de la guerra civil. Ahora, Kuol contribuye al trabajo del PMA proporcionando alimentos a familias vulnerables afectadas por la guerra en Sudán del Sur.

“Estaba muy emocionado, ha sido el momento más feliz de mi vida”, declaró Kuol. “Quería decirle que hay gente necesitada, para que él supiera que hay gente que pasa hambre y que mi gente pasa hambre. Yo recibía alimentos y a mí me ayudó el PMA y mira cómo soy ahora– ahora trabajo para el PMA”.

En un intercambio de regalos, Cousin entregó al Papa Francisco un dibujo de un niño de Sri Lanka, Sritharan Sharukan, que recibe comidas escolares del PMA y plasmó su visión de un mundo sin hambre.


PMA es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, PMA brinda asistencia a unos 80 millones de personas en 80 países.


Programa Mundial de Alimentos


 

SOURCE: Programa Mundial de Alimentos

Debes loguearte para poder agregar comentarios ingresa ahora