“Tu eres el protagonista de tu bienestar”

Por: Giovanna Fuentes.

“Cada ser humano es el protagonista de su bienestar,  puede ser que nunca lo hayas pensando, o que no haya tomado conciencia. Pero eres el protagonista de tu éxito. No eres el único actor. La historia seria demasiado aburrida si lo fueras, pero eres el protagonista, el director de la trama, el guionista, el personaje principal, aquel de quien dependen  en ultima instancia todas tus cosas, aunque no eres autosuficiente,, aunque no te bastas a ti mismo, eres responsable de todo lo que sucede contigo.  En otras palabras eres ciento por ciento responsable de tu vida.

En ese orden de ideas, entonces autodepender significa dejar de colgarte del cuello de otros y asumir la responsabilidad de nuestras vidas.  Quizas eso signifique dejar de quejarte y ver todo lo negativo en lo que te sucede y transformar tu observador. Es cierto, que cada habitante del  planeta requiere apoyo de otros seres humanos para subir la escalera del éxito. Pero es primordial hacer conciencia que en el interior de cada individuo habita una llave  para abrir la puerta del éxito y solo la podrás abrir cuando te hagas cargo de ti mismo.

Si estas leyendo este artículo es porque es hora de hacerte las preguntas que no te has hecho por estar corriendo o por evitarte o poner excusas para todo. Quizás, sea el tiempo para hacerte tres preguntas poderosas. ¿Quién  soy? ¿A dónde voy? y ¿Con quién estoy?.  Autodependencia significa responder estos interrrogantes primordiales. ¿Te los has formulado a conciencia?

Pero para responderlos  hay que hacer un alto en el camino.  ¡Cuidado! con tratar de decidir ¿a dónde voy? según con quién estoy. ¡Cuidado! con definir ¿quién soy? a partir de ¿quién me acompaña?.  Un ser humano no puede definir su camino a partir de ver a otros, sino de elegir su propias deseos, sueños o metas.


mujer

CC0 Public Domain. Pixabay.


Nadie puede definirte aunque parezca.  Eres tú el que se define. ¿Quién eres?.  Eres tú el que decide ¿Cuál es tu camino?.   Quizás sea hora de preguntarte ¿qué harás?.

Es verdad, nosotros en cada instante de la vida, decidimos que hacemos.  Tomamos decisiones por acción o omisión.  Ya que si no tomas decisiones, otros lo harán por ti.   La vida es una hermosa cebolla, envuelta en muchas capas.  Cuando descubres una, te quedan otras por abrir y entre capa y capa habita la maravillosa incertidumbre que de acuerdo a nuestra sintonía vibratoria atraeremos las experiencias que viviremos.    Todo depende de ti y de tus pensamientos y conciencia emocional.

¿Quién soy? es una de las preguntas fundamentales. Pero la mayoria de las personas va a contracorriente, cuando se habla de lo que no se quiere, en vez de lo que sí queremos. Es cierto que desde niños nos condicionan con creencias limitantes para hacer lo que otros deseaban, para agradarle a los demás, para buscar la aceptación social y vivir en la caja. Pero ahora como adultos tenemos el poder de cambiar todo aquello, al invocar nuestro poder personal, nuestro poder divino, con el que nacimos.

El gran secreto de la vida, habita en nuestro interior y el arte de comprender y manejar nuestra sintonia vibratoria, consiste en aprender a gerenciar nuestros pensamientos, nuestras emociones y transformar nuestro observador.

Seis libertades de un adulto responsable.

Ser una persona responsable, es ser capaz de concederce seis libertades:

  1. Me concedo a mi mismo el permiso, de aceptarme tal y como soy sin esperar que otros determinen quien soy y cómo deberia ser. .
  2. Me concedo a mi mismo el permiso, de sentir lo que siento, en vez de sentir lo que otros sentirían en mi lugar.
  3. Me concedo el permiso, de pensar lo que pienso y también el derecho de decirlo sí quiero, o de callarlo si es que así me conviene.
  4. Me concedo el permiso a mi mismo de correr los riesgos que yo decida correr con la única condición de aceptar pagar yo mismo los precios de esos riesgos.
  5. Me concedo el permiso de buscar lo que yo creo que necesito del mundo, en lugar de esperar que alguien más me de el permiso para obtenerlo.
  6. Me concedo a mi mismo invocar mi poder personal y recobrar mi autoestima y gestionar mis emociones y convertirte en un ser responsable de mis actos.

La pregunta del Coach

¿Qué clase de relación tienes contigo mismo?

¿En qué momentos de la vida le has dado más importancia a la aprobación de los demás que a la tuya?

¿Cómo administras tu poder interior?

¿Qué historia deseas contar sobre tu vida?


 

Debes loguearte para poder agregar comentarios ingresa ahora