RUTA E: La ruta de la Educación al Empleo

Por: Ángela Escallón Emiliani.

Directora Ejecutiva de la Fundación Corona.

Cuando cualquier ser humano inicia sus primeros años de educación inicial, comienza un viaje que lo llevará a construir poco a poco su proyecto de vida, se embarca en lo que nosotros llamamos: “La ruta de la educación al empleo”.

Por lo general este camino, que debería recorrer toda persona, empieza desde los primeros años al acceder a la educación pre-escolar, luego a la básica y media, hasta llegar a la ahora conocida como Educación Terciaria (Universitaria, Técnica y Tecnológica y, Formación para el Trabajo y el Desarrollo Humano); para finalmente salir al mercado laboral en búsqueda de oportunidades de empleo.

Pero en Colombia, y en muchas otras partes del mundo, la historia es otra.

Es una realidad que en nuestro país no todos los jóvenes transitan por esta escalera educativa con completa tranquilidad y de la forma adecuada, dadas las innumerables trabas o brechas que los colombianos vamos encontrando en el camino. Es por esto que hoy en Colombia, según cifras del DPS y Jóvenes en acción, aproximadamente 70% de los jóvenes pobres no continúan sus estudios superiores luego de terminar el bachillerato. Unas de las razones de esta deserción pueden obedecer a la presión por llevar ingresos al hogar, la calidad de la educación, la falta de orientación, la pertinencia de la información, la accesibilidad, los paradigmas sociales, los procesos de selección, etc.

Aquellos que cuentan con suerte logran acceder a una buena formación de competencias duras (como son las básicas de matemáticas y lecto-escritura, y las específicas que son aquellas que están relacionadas con el saber hacer propio de los oficios) y  de competencias transversales (como la comunicación, el trabajo en equipo, resolución de conflictos, entre otros) que les permiten formar las bases para transitar por la educación de forma adecuada; para luego participar a lo largo de su vida en procesos de orientación socio ocupacional con información pertinente para desarrollar y tomar decisiones sobre su proyecto de vida frente a lo que sucede con el mercado laboral, sus habilidades e intereses; otros tanto, una vez terminada esta parte de su formación, acceden a servicios de intermediación en centros de empleo, donde cruzan los perfiles de los candidatos que tienen y las vacantes del mercado, para que en el mejor de los casos este proceso llegue a una colocación exitosa de la persona en un empleo formal y estable.

Sin embargo, la realidad es otra. Actualmente, nuestros estudiantes colombianos tienen altas deficiencias en las competencias básicas y competencias transversales, frente a los jóvenes otros países de la OCDE. La mayoría de las Instituciones Educativas no tiene procesos constantes y sistematizados de Orientación Socio Ocupacional. Las empresas no están encontrando talento humano cualificado y con las competencias necesarias para llenar sus vacantes.

Son varias las brechas que se deben abordar y que son necesarias intervenir para lograr que todos nuestros niños y jóvenes recorran la ruta de la educación al empleo plenamente. Hoy nos enfrentamos a cifras de desempleo juvenil alarmantes, según el DANE 1 de cada 2 desempleados en el país es un joven colombiano.

Es por eso que desde la Fundación Corona trabajamos en la Educación Orientada al Trabajo, una de nuestras líneas programáticas, en la que buscamos promover la educación técnica y vocacional pertinente, junto al acceso al empleo formal y estable. Pero para lograr esto, somos conscientes que es de gran importancia entender el sistema de forma integral, desde las primeras etapas de la educación hasta el empleo, para identificar los principales problemas o brechas en dicha ruta, y así enfocar estratégicamente nuestras intervenciones.

Es por esto que hoy los invitamos a leer nuestro nuevo especial editorial RUTA E, donde en distintas ocasiones estaremos abordando con ustedes cada una de estas brechas que enfrentan nuestros niños y jóvenes en el camino de la educación al empleo, para invitarlos a tener una reflexión sobre los grandes retos que enfrentamos en esta materia, con el objetivo que está discusión guíe nuestras futuras acciones e intervenciones.

En Fundación Corona somos fiel creyentes que con una educación de calidad y pertinente, y la posibilidad de acceder a empleos formales y estables, las personas podrán alcanzar oportunidades para mejorar su calidad de vida y su bienestar.

Seguimos creyendo, que la Educación es el mejor vehículo para alcanzar la movilidad social y aportar a alcanzar un Colombia sin brechas sociales, y más aún, en un contexto de construcción de paz.


Ruta E

Debes loguearte para poder agregar comentarios ingresa ahora